Juan

Revolución-evolución: que no, que no, que no era por los votos.

In Uncategorized on May 22, 2011 at 8:47 pm

Zapatero ha terminado su campaña pidiendo a los españoles que ahora, más que nunca, vayan a votar. Rajoy ha terminado su campaña diciendo exactamente lo mismo. Parece que para los líderes de los dos principales partidos de España lo más importante es reflexionar un día, votar otro día y dejarlos hacer lo que quieran durante cuatro años. Ése es el mensaje que los políticos y los medios tradicionales de comunicación nos han transmitido. Pero nosotros, la ciudadanía, durante una semana les hemos enviado otro mensaje. ¿Lo habrán escuchado?

En principio, no lo parece.  Se han aferrado al fetichismo del voto y juzgarán lo que ha pasado en función del resultado electoral. Actuarán como si el lema que nos ha tenido en las calles durante una semana hubiese sido “Absteneos” en lugar de “no somos mercancía en manos de políticos y banqueros”. ¿Lo hacen porque saben que un lema así no habría reunido a tanta gente y tan diversa en todo España? ¿Lo hacen porque ahora, en lugar de preocuparse por los problemas de una minoría de personas, muchas de ellas criminales, tendrán que preocuparse por los problemas de la mayoría? ¿Lo hacen porque una de las propuestas más claras era no permitir que imputados o condenados por temas de corrupción pudiesen ejercer cargos públicos?

Sí, probablemente uno de los motivos para crear confusión en torno a las protestas sea el miedo que éstas les producen. Sin embargo, creo que lo que ha pasado va más allá de eso: se ha establecido, como nunca antes, un diálogo fluido entre la ciudadanía, en buena parte gracias a internet. Ya no somos tan fácilmente manipulables por el discurso político y mediático como solíamos ser. Y eso ha hecho que nos entendamos.

De repente, parece que una conversación entre dos personas que están de acuerdo en temas de puro sentido común hubiese sido interrumpida durante mucho tiempo por aquellos que o bien no la escuchaban  o bien no querían que los conversadores se entendiesen. Así, durante más de veinte años, el debate sobre lo que más le importa a la ciudadanía  no se ha producido. En lugar de hablar de corruptos presentándose a las elecciones y banqueros a los que no hemos elegido influyendo más en nuestras vidas que un político, hemos tenido que hablar de diferencias de pareceres entre PP y PSOE, porque PP y PSOE se han dedicado a enfatizar sus diferencias ocultando de buen grado todo lo que los unía. Es ese diálogo de la clase política el que ahora percibimos separado y desconectado del diálogo de la ciudadanía.

Nuestras peticiones, de nuevo, no van contra el voto. De nuevo, el lema de la manifestación no era “ Absteneos” ni “Vota al PP” ni “Vota al PSOE”. Lo decimos otra vez: queremos democracia. Pero no una democracia en la que el diálogo de la clase política consigo misma seleccione los temas de debate, desviando la atención de los temas que a ellos no les interesa escuchar. No una democracia en la que los políticos que escogemos en lugar de obedecernos obedezcan al poder financiero. Que tras una semana de protestas no hayan ni siquiera conseguido escuchar esto es buena prueba de que durante muchos años se han habituado a escucharse solo a sí mismos.

Obviamente, lo que ha pasado no queda clausurado con las elecciones del 22m; y, por supuesto, interpretarlo a partir de las mismas es un grave error en el que va a incurrir más de uno. ¿Cuánto tiempo les costará entender lo que pasado? ¿Cuánto les costará entender que un nuevo diálogo se ha establecido? Antes, ellos tenían sus partidos y los medios de comunicación tradicionales, mientras nosotros teníamos la sensación de que algo iba mal. Ahora, ellos tienen sus partidos y los medios de comunicación tradicionales, mientras nosotros tenemos 200 acampadas, las redes sociales y sabemos lo que va mal porque, finalmente, hablamos sin que nos interrumpan.

Las protestas de esta semana son el símbolo de la transformación de las prácticas electorales del s. XX. Es una transformación que puede llevar un año, cinco, diez, quince o cincuenta. Por el momento, no podemos saberlo. Pero es innegable que de ahora en adelante cobrará una presencia cada vez mayor el diálogo de la ciudadanía sobre el diálogo de la clase política. Los políticos harán bien en entender pronto que, por fin, no se trata solo de ellos. El 15m marca el inicio de la transformación del espíritu de la política. El compromiso electoral ya no tiene el mismo sentido que antes y las motivaciones para votar, tampoco. De nuevo, lo que pasó no era por los votos. Pero tendremos que soportar que, desde muchos frentes, se insista una y otra vez en ese argumento, vinculando las protestas al resultado electoral.

Advertisements
  1. Gracias por el texto; Seré mi escueto y práctico. En mi opinión la R-evolución que en estos días habéis, han y estáis haciendo es fruto de un tipo de vida diferente. Va más allá de la política es una forma y opción de vida que no se escuda en un partido político sino en una NUeva Concepción de Mundo donde la Gratuidad, sea el origen y el germen, es decir “los demás”, ánimo amigos queda mucho por recorrer, hoy día 23 de mayo ha nacido una “taketheplace- takeanewlife”. Os han llamado compañeros yo en cambio os llamo amigos. Desde una pequeña ciudad de(Spain) os contagio una nueva llamada de solidaridad, personalmente estoy recogiendo tapones de plástico para “Iker” un chico de 14 años con un problema muy grave
    (lo habréis visto en diferentes medios de comunicación) necesitan 30Toneladas de tapones de plástico para un bipedestador. Todos por y para la solidaridad. Ahh!!! amigos y cuidado pq gente de diferentes partidos propondrán romper este “germen” este “Arkhé de Nuevo Mundo” con “”Infiltrados”…sed prudentes y ánimo Estamos Juntos.

  2. Enhorabuena. Muy acertado análisis.
    (Tal vez demasiado largo para un blog.)

    Estamos ante un gran reto. Realmente se trata de crear una sociedad paralela, más inteligente, libre de medios y poderes distorsionantes. El izquierdismo no vale para nada. No funciona. Hay que inventar.

  3. Pues no estoy tan seguro. El PP acaba de ganar y va a controlar todos los resortes de poder de España, y con una legitimidad como no la ha tenido casi ningún partido en toda la transición. La derecha ha demostrado una vez más que tiene disciplina y que aunque esté descontenta con muchas cosas de sí misma, no arriesga perder poder. Si uno quiere cambiar las cosas, necesita una estrategia de poder, organizarse y llevar adelante cambios concretos. Votar no es “solamente votar”, sino decidir quienes van a ocupar los espacios de poder para marcar tal o cual rumbo… y cuando ese espacio no se llena, lo ocupan otros. Si el movimiento 15M logra formarse como una fuerza política, podrá traer cambios. Si no lo hace, terminará por desvanecerse y consolidar el poder de la derecha.

  4. Juan II (yo sería Juan III, en WordPress no hay más que Juanes!), yo no creo que esto haya sido de izquierdas o de derechas. Más bien la división izquierda-derecha, aunque existe, ha pasado a un segundo plano. Al primer plano han pasado cuestiones de sentido común. Temas de corrupción, fiscalidad, dignidad personal. A eso me refiero con la transformación. Saludos

  5. […] aún no se han enterado de que esto no era por las elecciones. Insisten pidiendo análisis, valoraciones, etc. Eso hace que esta semana sea el momento de dar un […]

  6. […] vez más, esta situación muestra que el antiguo diálogo de la política consigo misma está separado del de la ciudadanía. En unos años, cuando todo esto haya pasado y una democracia real se haya instaurado no solo en […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: